Importante: este sitio no pretendemos tener la verdad. El lector debe ser capaz de ejercer el buen juicio, examinaban con cuidado las Escrituras diariamente en cuanto a si estas cosas eran así. (Hechos 17:11)


El Divino, Dios, Jehová, él mismo ha hablado
Hace años uno de los Testigos de Jehová comentó por qué las iglesias prefieren no usar el nombre de Jehová. La razón, él sugirió, es que "Jehová no quiere que lo hagan”. Cuán evidentemente es cierto!

Una de las razones comunes que la gente da para evitar el nombre es que nadie sabe cómo debe pronunciarse el hebreo YHWH. Otros se oponen al nombre "Jehová" porque el hebreo no tiene un sonido como el “J”. El razonamiento es que el nombre debe ser pronunciado exactamente como un hebreo habría pronunciado el nombre hace 4000 años, o no en absoluto. Sin embargo, la gente usa libremente las docenas de otros nombres propios hebreos que también han sido latinizados con la letra "J" y pronunciados completamente diferentes que en hebreo. Obviamente, el nombre de Jesús no fue deletreado y pronunciado lo mismo en griego, arameo, hebreo o latín, como en español.
Lo que está manifeste es que esta gente no sólo tiene aversión del nombre de Jehová, sino que tiene una disgusto profundo por la persona de Dios. La razón es, como dijo sin rodeos Pablo en el primer capítulo de Romanos, que la gente es "odiadores de Dios". Dejar a Dios sin nombre lo hace menos real, al menos en sus mentes ignorantes.
Lo que es notable, sin embargo, es que el complot satánico para borrar el nombre de Jehová del libro que inspiró ha fracasado espectacularmente.
Aunque ha habido un esfuerzo concertado para quitar el nombre de Dios de las traducciones modernas de la Biblia y del uso común, reemplazando Jehová con Jesús en la mente de la gente, la Sociedad Watchtower ha contrarrestado efectivamente esa campaña. No sólo el nombre de Jehová se ha convertido en un lugar común en español, sino que los Testigos de Jehová en todo el mundo han publicado el nombre de Dios en cientos de lenguas y dialectos. La Traducción del Nuevo Mundo se publica ahora en más de un centenar de lenguas - cada una usando el nombre de Dios en los miles de lugares que aparece en hebreo. No es de extrañar que los que odian la verdad consideran que la TNM es una traducción herética.
En su estado actual, el mundo ha sido esencialmente dividido en dos campos. Los que no saben o invocan el nombre de Jehová y los que lo hacen. De todas las apariencias el escenario está preparado para que el juicio comience. El Salmo 50 lo describe así:

El Divino, Dios, Jehová, él mismo ha hablado, y procede a llamar la tierra, desde el nacimiento del sol hasta su puesta. Desde Sión, la perfección de la belleza, Dios mismo ha resplandecido. Vendrá nuestro Dios y no le será posible guardar silencio. Delante de él devora un fuego, y todo en derredor de él el tiempo se ha puesto sumamente tempestuoso. Él llama a los cielos de arriba y a la tierra para ejecutar juicio sobre su pueblo: “Reúnanme a los que me son leales, los que celebraron mi pacto sobre sacrificio”. Y los cielos anuncian su justicia, porque Dios mismo es Juez.

La venidera calamidad global servirá como convocatoria oficial a toda la tierra, a "tierra" que es, no el planeta literal, sino más bien, los terrícolas que la habitan.
Como reveló el apóstol cristiano Pedro, el juicio comienza primero con la casa de Dios. Es contra el telón de fondo de nación que se leva contra nación, de escasez mundial de alimentos y de pestilencias abrasadoras qué el fuego consumidor del juicio de Jehová iniciará una conflagración entre aquellos que invocan hipócritamente el nombre de Jehová entre los líderes de los Testigos de Jehová. La profecía de Isaías lo describe así:

“Ahora ciertamente me levantaré —dice Jehová—, ahora ciertamente me ensalzaré; ahora ciertamente me alzaré. Ustedes conciben hierba seca; darán a luz rastrojo. Su propio espíritu, como fuego, se los comerá. Y los pueblos tienen que llegar a ser como las quemas de cal. Como espinos cortados, serán encendidos con fuego mismo. ¡Oigan, ustedes los que están lejos, lo que tengo que hacer! Y conozcan, ustedes los que están cerca, mi poderío. En Sión los pecadores se hallan llenos de pavor; el escalofrío se ha apoderado de los apóstatas: ‘¿Quién de nosotros puede residir por tiempo alguno con un fuego devorador? ¿Quién de nosotros puede residir por tiempo alguno con conflagraciones de larga duración?’” – Isaías 33:10-14

Aunque la Watchtower ha sido instrumental en publicar el nombre de Jehová en todas partes, Los líderes de la organización también habían profanado el nombre de Dios y trajeron reproche en ella. De hecho, hay una creciente influencia apóstata. Pero habiéndose puesto en alto como los amos del universo, la existencia de apóstatas entre el pueblo de Dios demostrará ser tan perecedera como la hierba seca y la zarza ante un fuego rugiente. ¿No ilustró Jesús esto mismo cuando habló de los ángeles arrancando las malas hierbas del trigo y arrojándolas al horno ardiente durante la conclusión?
La reunión de los leales de Dios se llevará a cabo fuera del ámbito de la Watchtower Bible and Tract Society. Todos los que continúan invocando el nombre de Jehová durante la conflagración que viene serán traídos a una nueva realidad. Entonces, Jehová colocará su nombre en los individuos, más que en una organización.Se dice de estas personas que tienen el nombre del Padre y del Cordero escrito en la frente. (Revelación 14:1) Obviamente, aquellos que se niegan a reconocer el nombre personal de Dios o que abrazan la mentira de que Jesús es Dios no pueden estar entre los 144’000 elegidos que tienen el nombre del Padre y del Cordero escrito sobre ellos.
El capítulo 43 de Isaías habla de la reunión de toda la tierra para el juicio, durante el cual una reunión de todos los elegidos también tiene lugar. Lo más notable es que los hijos e hijas de Jehová, los que han nacido de nuevo como parte de la nueva creación, como lo fue Cristo, "el primogénito entre muchos hermanos" (Romanos 8:29), no invocan simplemente el nombre de Jehová; más bien, serán llamados por su nombre:

Diré al norte: ‘¡Entrega acá!’, y al sur: ‘No retengas. Trae a mis hijos desde lejos, y a mis hijas desde la extremidad de la tierra, a todo el que es llamado por mi nombre y a quien he creado para mi propia gloria, a quien he formado, sí, a quien he hecho’. Saca a un pueblo [que es] ciego aunque ojos mismos existen, y a los [que son] sordos aunque tienen oídos. Que todas las naciones se junten en un solo lugar, y que los grupos nacionales se reúnan.”

Jesús habló de esta gran reunión que se produce después de la tribulación, la ‘gran tempesta’ que hace estragos a su alrededor, como se menciona en el Salmo 50. Jesus dijo:

Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos. Y entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán en lamento, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. Y él enviará sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y ellos reunirán a los escogidos de él desde los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta su otro extremo.

Después de que los apóstatas e impostores infieles sean eliminados del pueblo de Dios, comienza la siguiente fase del juicio. Después de haber sido disciplinados hasta el grado apropiado por haber blasfemado el nombre de Jehová, aquellos que continúen invocando el nombre de Jehová en verdad recibirán el espíritu en toda su medida. La profecía de Joel predice que después de la destrucción de la organización terrenal Dios hará una compensación, derramando su espíritu sobre todos los que invocan su nombre. Joel 2:28-32 dice:

Y después de eso tiene que ocurrir que derramaré mi espíritu sobre toda clase de carne, y sus hijos y sus hijas ciertamente profetizarán. En cuanto a sus viejos, sueños soñarán. En cuanto a sus jóvenes, visiones verán. Y aun sobre los siervos y sobre las siervas derramaré en aquellos días mi espíritu. Y ciertamente daré portentos presagiosos en los cielos y en la tierra, sangre y fuego y columnas de humo. El sol mismo será convertido en oscuridad, y la luna en sangre, antes de la venida del día de Jehová, grande e inspirador de temor. Y tiene que ocurrir que todo el que invoque el nombre de Jehová escapará salvo; porque en el monte Sión y en Jerusalén resultarán estar los escapados, tal como ha dicho Jehová, y entre los sobrevivientes, a quienes Jehová llama.

Claramente, el nombre de Dios es importante. Aquellos que se niegan a aceptarlo simplemente se descalifican para recibir la salvación durante el gran día de Jehová.
e-watchman.com

¿Cómo hacer comentarios con Disqus?
Puede utilizar una cuenta de Disqus. Haga clic en el logotipo Disqus y siga las instrucciones.
Puedes comentar como invitado: Haga clic en "I’d rather post as a guest" y siga las instrucciones.
Usted puede utilizar su cuenta de Google, Twitter o Facebook.
Por el momento, los comentarios no son moderados, siempre y cuando se use el sentido común y respeto a las leyes vigentes. Note sin embargo que la moderación puede ser a posteriori.


Please check this page to read our privacy policy and our use of cookies
This website may use cookies to give you the very best experience. If you continue to visit it, you consent to this - but if you want, you can change your settings in the preferences of your web browser at any time.